Employer branding: la clave para crear un ecosistema de talento en el sector IT

mayo 17, 2018

Por Lorena Ruiz de la Cal

La atracción y creación de un ecosistema de talento son dos de los mayores retos a los que se enfrentan las empresas de IT hoy en día. Los cambios del mercado laboral en las últimas décadas, unidos a las nuevas demandas, tanto de las empresas como de los propios profesionales, han puesto de manifiesto la necesidad de abordar la gestión del talento desde otras perspectivas.

Así, el employer branding se muestra como una excelente estrategia para generar una imagen de compañía sólida y atractiva, donde la cultura y los valores corporativos son la base. El objetivo es alinear la empresa con su imagen de marca, en un proceso que haga partícipes a los propios trabajadores, sus mejores embajadores. Si los empleados se reconocen en la imagen de empresa, trasladarán los valores corporativos en sus interacciones con clientes y con potenciales futuros empleados, construyendo así dinámicas de fidelización.

En este contexto, refrescar la imagen de marca y hacerla más llamativa se convierte en algo necesario a la hora de que una empresa se posicione en su sector y se diferencie de la competencia, más aún en un sector tan dinámico y competitivo como el IT.

Así pues, la estrategia de employer branding tiene que alinearse a los intereses de los candidatos IT. La imagen de empresa que se proyecte deberá seducir a los aspirantes y mostrarles aquello que buscan. En este sentido, de acuerdo con el informe de la compañía Randstad “Employer Brand 2017”, aunque el salario es considerado el primer criterio más importante para los candidatos a la hora de decidir su opción laboral (63%), el 55% busca un buen equilibrio entre el trabajo y la vida personal y el 49% un ambiente de trabajo agradable.

Por todo ello, conviene adaptar el employer branding a las características propias del mercado IT e implantar dicha estrategia transversalmente a toda la compañía. De esta manera, la imagen de marca se convierte en una herramienta muy útil dentro del plan de negocio empresarial para conseguir un mayor impacto y credibilidad tanto dentro como fuera de la compañía, promoviendo el reconocimiento y la identificación con su marca. Todo ello redundará en beneficios tangibles para la empresa, que verá como se incrementa su capacidad para atraer y fidelizar a los empleados ofreciéndoles algo más que un buen salario: que se sientan motivados y comprometidos con su trabajo y alineados con la empresa. Un extra que, sin duda, marca la diferencia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, dentro de nuestra Web de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas expresamente su utilización. Puedes obtener más información de cómo gestionar y configurar las cookies en nuestra Política de Cookies.