Cómo la tecnología Blockchain podría transformar el sector sanitario

abril 03, 2018

Por Nuria Cordón

Blockchain ha llegado para quedarse. Según predicciones de la firma de análisis Gartner, en un plazo de entre dos y tres años esta tecnología alcanzará la madurez necesaria para que la industria sea capaz de desarrollar aplicaciones y soluciones reales en sectores tan importantes para la sociedad como el de la salud.

La tecnología Blockchain es una gran base de datos compartida, formada por cadenas de bloques diseñadas para evitar su modificación, cuya información, operaciones y transacciones quedan reflejadas en un registro inalterable y visible para todos los participantes. En un primer momento, Blockchain se creó para sustentar el bitcoin, la primera criptodivisa no emitida por un banco central y, desde entonces, los mayores usos que se han dado a esta tecnología han venido de la mano del sector financiero. 

Sin embargo, no es pertinente pensar que el potencial de esta tecnología queda circunscrito a la banca, ya que su mayor ventaja es que puede aplicarse a cualquier transacción entre dos o más partes que requiera de una verificación segura. En este sentido, uno de los sectores que puede aprovechar su enorme potencial es el de la salud, sobre todo si tenemos en cuenta los complejos retos a los que se enfrenta este sector como son la privacidad de los datos clínicos de los pacientes o el crecimiento de enfermedades tan complejas como el cáncer.

Pero ¿qué puede aportar una tecnología como Blockchain al mundo de la salud? Una de las aplicaciones en la que la mayoría de los expertos coinciden es en el historial médico de los pacientes, aportando una mayor eficiencia y seguridad y permitiendo una total integridad y privacidad de los datos personales. Además, en la actualidad, el acceso a nuestros datos clínicos sólo lo tiene el personal sanitario, por lo que gracias a la tecnología Blockchain el paciente sería el verdadero dueño de sus datos, pudiendo acceder a ellos en cualquier momento y lugar.

De cara a la comunidad médica, este sistema también permitirá la centralización y el intercambio de investigaciones y resultados clínicos entre investigadores y médicos, favoreciendo, no sólo un mejor diagnóstico y tratamiento, sino desde el punto de vista farmacéutico, el desarrollo de nuevos fármacos y la reducción de falsificaciones. Además, en este último campo, una mejor trazabilidad de los medicamentos favorecerá un mayor control en todos los estadios de su proceso.

Por último, según Lynne A. Dunbrack, vicepresidente de investigación de IDC Health Insights, “Blockchain está cobrando un gran impulso en la atención médica a medida que las organizaciones del sector sanitario y los proveedores de servicios buscan nuevas formas de reducir los tiempos y costes de transacción”. Para Dunbrack, las organizaciones deberían poner el foco en la búsqueda de soluciones Blockchain y en el despliegue de proyectos de prueba de concepto (POC). En este sentido, de acuerdo con IDC, el 20% de las organizaciones del sector salud habrá superado la fase de proyecto piloto y para 2020 habrá implementado soluciones Blockchain.   

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, dentro de nuestra Web de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas expresamente su utilización. Puedes obtener más información de cómo gestionar y configurar las cookies en nuestra Política de Cookies.