Easy Tech: ¿por qué Kubernetes?

septiembre 10, 2019

Por Alejandro Nieto

Las empresas, a través de sus sistemas informatizados, siempre han buscado sistemas más eficientes; esto nos ha llevado a evolucionar partiendo de nuestras máquinas físicas hasta llegar a la simulación de varias máquinas virtuales en un mismo espacio físico (virtualización).  

 

El siguiente paso evolutivo fue empaquetar nuestras aplicaciones (y sus dependencias) en contenedores. Esto hace que nuestras aplicaciones sean funcionales sin importar qué máquina, virtual o física, esté en la capa subyacente permitiéndonos lanzar muchas aplicaciones en varias máquinas aprovechando mejor nuestros recursos; y no solo eso, el hecho de "empaquetar" nuestras aplicaciones las hace portables a través de diferentes sistemas operativos y/o proveedores cloud

Todo esto se traduce en mayores beneficios, ya que los costes en infraestructura son menores pero estamos en un entorno en el que tenemos decenas o cientos de contenedores corriendo en máquinas y que necesitan ser gestionados, orquestados. El paso de gestionar máquinas con aplicaciones monolíticas a gestionar máquinas con cientos de microservicios ha elevado el nivel de complejidad para mantener todo esto operativo. Pues bien, aquí es donde entra nuestro producto estrella, Kubernetes. Se trata de una herramienta open-source creada por Google que nos permite orquestar nuestros contenedores de forma más ágil (gestionamos recursos de una API). Kubernetes es la herramienta que nos ofrece esa potencia que necesitamos; gracias a ella seremos capaces de ordenar cómo deben ser desplegados esos contenedores, qué cantidad de réplicas necesitamos, cómo realizar los cambios de versiones de nuestras aplicaciones... 

  

Parece que ya hemos llegado a un punto óptimo en la gestión de estos contenedores pero aún hay ciertos recursos que ahora pueden ser gestionados de forma más dinámica y ágil utilizando nuestra plataforma Kubernetes

  • Gestión de redes, DNS y balanceo de carga → El registro en DNS, rutas y balanceo de carga es gestionado de forma automática. 
  • Orquestación de almacenamiento → El almacenamiento puede ser gestionado de forma dinámico en función de las necesidades de las aplicaciones. 
  • Administración de recursos → Se pueden establecer límites de consumo de recursos. 
  • Self-healing → La plataforma es capaz de "curarse" a sí misma. 
  • Administración de secretos → Contraseñas y claves también pueden ser gestionados como otro recurso más. 

En resumen, Kubernetes es una herramienta muy potente y extensible que se ha convertido en el estándar de la orquestación de contenedores, tiene un gran apoyo de la comunidad y es el entorno ideal para albergar nuestras aplicaciones basadas en contenedores. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, dentro de nuestra Web de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas expresamente su utilización. Puedes obtener más información de cómo gestionar y configurar las cookies en nuestra Política de Cookies.