La innovación como motor de la cultura de una empresa

abril 25, 2019

Por Antonio David Ferández Reyes

En un mundo en constante cambio como el que vivimos, donde todos los ámbitos de la sociedad evolucionan a un ritmo vertiginoso, el seguir haciendo lo mismo que nos ha funcionado en los últimos años ha dejado de ser una opción viable. Cualquier compañía que quiera seguir formando parte de su ecosistema de negocio ha de contar con mecanismos y palancas que favorezcan, no solo la adaptación al cambio, sino la posibilidad de ser parte activa de ese cambio y, por consiguiente, del futuro.  Y es en este punto donde entra en juego la innovación, entendida como uno de los principales motores del crecimiento y transformación de las empresas.

Innovar significa cambiar, transformarse, evolucionar… y esto genera grandes beneficios como la diversificación de nuestros productos, el poder diferenciarnos de la competencia, ofrecer un mejor servicio a los clientes y, como no, mejorar los beneficios. De hecho, hay muchos estudios que demuestran que las empresas innovadoras crecen más rápido y con mejores resultados que el resto.

Pero, para conseguir que la innovación vaya más allá de la línea estratégica de una empresa y no se quede simplemente en el papel, cualquier organización ha de contar con varios aspectos:

  • Estar siempre abiertos a escuchar nuevas ideas.
  • Conseguir que la innovación no sea un hecho aislado y que se integre dentro de otros procesos de la organización.
  • Aportar los mecanismos y herramientas necesarias que faciliten la creatividad y la generación de nuevas ideas entre todos los que forman parte de la organización.
  • En definitiva, integrar la innovación como una parte crucial de la cultura de la empresa.

Todos estos aspectos los hemos integrado en nuestro modelo de innovación. Este modelo nace como base para ayudarnos a seguir siendo competitivos en un mercado tan dinámico como el de las TI, que demanda rapidez en la toma de decisiones, y a situarnos como uno de los principales referentes. Se basa en tres pilares fundamentales:

  • Potencia uno de nuestros valores; la colaboración. Como yo suelo decir, tan solo hay que juntar a gente con ideas buenas para que surjan ideas excepcionales. Por ello, nuestro nuevo modelo nace con la libertad de la innovación individual, pero fomenta la presentación de los avances al resto de participantes y el trabajo en equipo.
  • Transparencia. Tan importante es innovar como que todos podamos acceder a esas ideas para tenerlas en cuenta en nuestro día a día e incluso enriquecerlas con nuevos matices.
  • Realimenta la innovación con las necesidades del mercado y presenta periódicamente los avances conseguidos al equipo de Gerentes y Responsables de negocio, con el fin de detectar las semillas de nuevas soluciones y servicios que ofrecer a través de nuestras líneas de negocio.

En definitiva, la innovación juega un papel crucial dentro del desarrollo y evolución de cualquier compañía y esto significa que no sólo debemos adaptarnos a lo que el mercado nos pide sino tratar de ser parte de la evolución y del futuro del mismo.

- Funcion que traduce al idioma del usuario un contenido, si no se realiza automaticamente --]

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, dentro de nuestra Web de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas expresamente su utilización. Puedes obtener más información de cómo gestionar y configurar las cookies en nuestra Política de Cookies.