La programación para niños: por qué deberían iniciarse y cómo lograrlo con éxito

Jun 04 2020
programacion para niños

Pedirle a un niño que programe parece una tarea imposible, ¿verdad? Es muy parecido, en sentido literal,  a aprender un idioma completamente nuevo. Así pues, pedirle a los niños que se vean con la capacidad de, digamos, construir una aplicación, es una tarea bastante difícil en sí misma. 

La programación en los niños

Todos (los programadores) nos habremos hecho la misma pregunta alguna vez: ¿estoy hecho para la programación? ¿Llegaré a un punto en que la programación me resulte fácil? ¿Conseguiré abordar algún proyecto real? Preguntas como estas han echado atrás a muchos, antes de que incluso se dieran la oportunidad de empezar. Pensémoslo por un momento: primero tenemos que planificar, después aprender, luego hay que ser lo suficientemente bueno para crear. Pero antes de aprender, tienes que decidir qué es lo que quieres aprender y necesitas tener un gran conocimiento de que lo que estás aprendiendo te va a reportar algún beneficio o fruto. No hay forma de evitarlo, precisamente ese es el reto.

Cualquier proyecto o tarea en la que desee alguien embarcarse, siempre parecerá imposible desde el principio y, de hecho, lo es si no se toman de antemano los pasos necesarios y en el orden preciso. Esto implica que querer empezar la casa por el tejado, en realidad podría generar más frustración e incluso disminuir la posibilidad de éxito y de acabar lo que se empezó; a diferencia de ir poco a poco, tomarse uno su tiempo y obtener pequeños logros por el camino.

¿Qué significa la "programación para niños"?

Con “programación para niños” nos referimos al conjunto de recursos y oportunidades disponibles para que los niños se involucren en ella. Como vimos anteriormente, si bien puede ser difícil imaginar que una mente joven aprenda algo tan aparentemente complejo, en realidad es un hecho alcanzable. Gracias a la proliferación de muchos talleres de programación, aplicaciones y programas, sitios web y juguetes, la programación puede ser divertida y digerible por los niños.

¿Qué es la programación? A grandes rasgos y de un modo básico, podemos definir la programación como la forma en que nos comunicamos con las computadoras (llamado también "programación de computadores") y lo que usamos para construir y ejecutar videojuegos, sitios web, aplicaciones y demás. Aprender a programar es como aprender a hablar y escribir en un idioma en particular: el lenguaje de una computadora.

que significa la progrmación para niños

¿Cómo hacer que su hijo/a programe?

Esta pregunta puede tomar multitud de caminos y direcciones diferentes. Comencemos entonces centrándonos por algo muy básico, movernos en una sola dirección: hacia adelante. No tiene por qué ser un salto gigante, de hecho, según lo comentado anteriormente, en realidad solo debería ser un pequeño paso por ahora. Lo importante, de momento, es que con cada movimiento su hijo/a experimente progreso.

 

¿Por qué los niños deberían aprender a programar?

Hace unos años, cuando empezaron todas estas charlas sobre código y niños, se podría pensar que era una exageración y que estaban dando mucho bombo al tema, ya que toda esta idea era una novedad para el sistema educativo. Y, aunque este salto de popularidad de “aprende a programar” no fuera una idea infundada de ningún modo, la verdad es que el tiempo era realmente lo único que podía decirnos si todo iba a ser un “visto y no visto”.

Pero bueno, aquí estamos. El tiempo ha pasado y aún leemos noticias sobre la gran demanda de programadores y puestos de este perfil sin cubrir. La gente todavía se pregunta si la programación es difícil de aprender.

Hemos pasado de decir simplemente: “la programación está guay, hazlo", fin de la historia; a: “la programación está muy guay, hazlo, pero deberías hacerlo porque también serás recompensado como resultado". En otras palabras: hay trabajos, muchos, y trabajos que pagan muy bien.

No solo son los trabajos o que sea guay lo que hace que esto sea aún mejor, sino también la creatividad, la resolución de problemas, la colaboración, la comunicación y otras habilidades listas para mejorar como consecuencia final de que los niños aprenden a programar.

Los programadores tienen una gran demanda

Como se comentó antes, nos encontramos frecuentemente con noticias sobre la escasez y demanda de profesionales en el sector de la informática y programación. Estamos ante una grave escasez de especialidades en este campo.

Aprender a programar aumentará las posibilidades de que su hijo/a obtenga una carrera lucrativa en ciencias, especialmente en un mundo donde los trabajos de informática están creciendo enormemente, más que promedio de otros sectores.

La programación se ha convertido rápidamente en una habilidad vital, y muchos artículos también señalan que los estudiantes de ciencias de la informática pueden ganar un porcentaje mayor que el promedio universitario.

La programación proporciona una ventaja competitiva cuando se aplica a universidades, períodos de prácticas y trabajos

Si posees una habilidad excelente que muchos de tus compañeros carecen, como la capacidad de programar, automáticamente eres más atractivo a ojos de los posibles empleadores y funcionarios de admisión a las universidades. Simple y llanamente.

Con conocimientos de programación, los estudiantes entienden mejor el mundo que les rodea

La mayoría de las personas no saben lo que hace que funcionen nuestros smartphones, PCs y portátiles, redes sociales y videojuegos. El conocimiento básico de programación puede cambiar la forma en que interactuamos con las tecnologías que usamos (y damos por sentado) a diario, y puede abrir nuestros ojos a las infinitas posibilidades de programación.

La codificación es divertida y gratificante

Si bien la programación se basa en la lógica, también es una actividad extremadamente creativa. Si sabe cómo programar, puede desarrollar aplicaciones, videojuegos, sitios web y mucho más.

Para muchos desarrolladores, parte del atractivo de programar es el desafío y la recompensa de ver su código cobrar vida después de una buena sesión de depuración. Sin embargo, no nos engañemos: con las instrucciones adecuadas, comenzar a programar puede ser fácil y divertido.

La programación mejora la creatividad

Cuando aprendes un idioma, lo usas para expresarte. Lo mismo ocurre con el código. La programación de computadoras permite a los niños no solo consumir tecnología y medios digitales, sino también crearlos. En lugar de simplemente jugar a un videojuego o usar una aplicación, pueden imaginarse creando su propio videojuego, o imaginar cómo sería su propio sitio web o aplicación, y tendrán la oportunidad de expresarse.

La programación mejora la resolución de problemas

Cuando los niños programan, cogen problemas complejos y los dividen en partes más pequeñas. Los niños aprenden cómo es abordar un problema de la misma manera que lo hace un ingeniero de software, con un pensamiento lógico y computacional. Así pues, el pensamiento computacional le enseña cómo abordar grandes problemas dividiéndolos en una secuencia de problemas más pequeños y manejables.

Este pensamiento lógico es una herramienta muy poderosa en la escuela, el trabajo y la vida en general.

La programación mejora la persistencia

Aprender a programar, como cualquier disciplina nueva, es un reto. Por tanto, abordar problemas complejos y cometer errores por el camino puede llegar a ser muy frustrante.

La programación enseña la valiosa habilidad de la persistencia frente a tales desafíos. Aprender a resolver problemas y buscar soluciones a través de la investigación y la colaboración desarrolla esta habilidad altamente deseable.

La programación mejora la colaboración

Cualquier estudiante puede aprender a programar: los niños pueden aprender junto con otros niños, sea cual sea su raza, género o de donde venga. Los niños se reúnen y aprenden a colaborar con todo tipo de compañeros, todos unidos por un interés común, que es la tecnología.

Las aulas reúnen a los niños en una colaboración cara a cara. Los niños que aprenden a distancia también pueden, haciéndose preguntas y trabajando para resolver problemas y crear cosas juntos.

Muchos juegos, como Minecraft, también ofrecen una gran cantidad de beneficios educativos porque también implican programación, colaboración y participación, con compañeros de todo el mundo.

La programación mejora la comunicación

La comunicación es una habilidad absolutamente esencial en la escuela, el trabajo y la vida. Las personas que saben expresar claramente ideas complejas en conceptos más simples tienden a tener éxito en diferentes industrias y ámbitos de la vida.

Cuando los niños aprenden a programar, aprenden a comunicarse con el público con la mente más simple que te puedas imaginar: las computadoras. Como vimos, la programación enseña a los niños cómo descomponer ideas complejas y organizarlas de una manera que las computadoras puedan entender.

 

Cosas a tener en cuenta a pesar de todo esto

 

¿Por qué programar? Es natural que una pregunta tan simple y otras relacionadas con ella, surjan a medida que estudia la opción de que programar sea algo adecuado o no para su hijo/a:

¿Qué pasa si mi hijo no quiere aprender a programar? ¿Eso los convierte en un fracaso? ¿No tendrán la oportunidad de asegurarse un programa de becas fascinante en el futuro? ¿Un trabajo que valga la pena? ¿Qué pasa si en su lugar quieren aprender simplemente “tecnología”? ¿Es una opción viable? ¿Qué pasa si quieren aprender X? ¿O Y? ¿O Z? ¿Valdrá para algo en el futuro? Del mismo modo, si solo aprendieran a programar, y nada más, ¿eso los llevaría a la cima?

Si tienes un niño con interés en la programación, entonces sí, ayúdalo a aprender. Sin embargo, si no tienen interés, nunca han programador y tienen otros intereses, aun así tenlo en cuenta. Es tan importante, y te alegrarás de que al menos le hayas dado una oportunidad. Pero en el proceso no te olvides de las otras cosas. Ayúdalos a aprender “tecnología” y a explorar las posibilidades de desarrollo de juegos, la impresión en 3D o la producción de videos si eso es lo que más les conviene. Sumérgete en la fotografía si eso es realmente lo que quieren hacer como pasatiempo o incluso para una carrera futura.

Haga que se formen en marketing, negociación, promoción y demás… o aprenda cómo convertirse en un líder. Hay una lista de oportunidades de aprendizaje, y esa lista sigue y sigue. La programación puede llevarlos lejos, pero también deben poseer las habilidades complementarias para que sus creaciones prosperen. Por ejemplo, Steve Jobs nunca programó para Apple. ¿Te lo puedes creer? No era un gran programador, pero sabía lo suficiente como para comunicar una visión, y era muy hábil en otros aspectos.

Al final, los niños y adolescentes que quieran rentabilizar sus trabajos en informática el día de mañana, deberían hacer cursos de programación desde ya mismo.

Definiciones de programación

Aprender un nuevo idioma es difícil porque sin el significado, las palabras son literalmente meras combinaciones aleatorias de letras. Por lo tanto, no es suficiente solo con poder pronunciar algo, sino que además hay que ser capaz de comprender lo que significa cada palabra para formar una declaración lógica.

Así pues, profundicemos en algunos de los términos principales que sus hijos y adolescentes probablemente se encontrarán cuando se embarquen en su viaje hacia el mundo de la programación.

 

"Programación"

¿Tu hijo o hija tiene perro o alguna mascota? ¿Has tratado alguna vez de entrenarlo?

El objetivo es, por supuesto, que llegues a un punto en el que le des una orden y el perro responda de manera adecuada según tus instrucciones. “¡Siéntate!”, “¡quieto ahí!”,  “¡date la vuelta!”.

Cuando llega el momento de que sus hijos escriban un programa o programen, están haciendo lo mismo. Ellos, al igual que el “dueño”, están comunicando un conjunto de órdenes a una computadora, con la expectativa de que ésta responderá en consecuencia.

Por supuesto, la diferencia aquí es que, en lugar de vocalizar con firmeza esas instrucciones, los niños escribirán instrucciones en un idioma muy similar al inglés familiar, pero que tiene algunos parámetros y reglas adicionales.

Bueno, cierto es que entrenar a un perro es difícil, pero tranquilo, ten en cuenta que el hecho de que si la instrucción de programación de tu hijo se da correctamente, la computadora siempre la escuchará.

La programación es la base de la robótica, los videojuegos, las aplicaciones, los gráficos por computador y mucho más. Y, cada uno de estos programas es un conjunto de instrucciones; una secuencia de órdenes cortas, una tras otra, siendo así la programación utilizada como herramienta para escribir y difundir esas instrucciones individuales.

 

"Lenguaje de programación"

 

Basándonos en lo anterior, el quid de la programación es el lenguaje asociado. Para conversar con un ordenador, debe hablar en términos que entienda.

Por ejemplo, piense primero en el idioma español. Tenemos palabras, pero también tenemos signos de puntuación. También hay diferentes reglas y pautas sobre cuándo debe usarse una forma particular de una palabra y cuándo se debe optar por otra.

Un lenguaje de programación, por tanto, está compuesto por su propio vocabulario y un conjunto de reglas; la diferencia es que cada lenguaje se basa en su propia sintaxis única (estructura gramatical) y semántica (significado). Y sí, “cada” lenguaje, ya que hay múltiples lenguajes de programación; cada uno con sus propias reglas y casos de uso.

 

"Programación Scratch"

Hemos empezado definiendo qué es la programación para luego hablar sobre qué es un lenguaje de programación. Si bien hay tantos y tantos otros términos de programación para definir, es útil echar un vistazo a un concepto como la programación Scratch, que representa una gran parte de lo que el niño podría encontrarse al empezar.

Scratch es un lenguaje de programación gráfico desarrollado por el MIT, basado en conceptos básicos de programación de arrastrar y soltar para que los niños puedan crear fácilmente historias interactivas, cómics y demás.

La programación en Scratch es popular para los niños porque en lugar de usar líneas de código, los jóvenes usuarios aprenden a través de bloques de comandos coloridos y sprites de dibujos animados. Esto significa que sin escribir una sola línea de código, los niños pueden trastear con las declaraciones de programación e ideas computacionales, y empezar a probar sus límites de pensamiento creativo para resolver problemas.

¿Qué lenguajes de programación son los mejores para los niños?

Vamos a sumergirnos en las mejores opciones que tenemos de lenguajes de programación para los niños.

Scratch y otros lenguajes de programación visual

Como ya hemos hablado de esto anteriormente, no voy a entrar en más detalles, pero en esencia, la programación visual es una excelente manera de hacer que un estudiante joven e inexperto se convierta en programador.

Claro, tales lenguajes no enseñan la sintaxis necesaria en la mayoría de los otros lenguajes de programación, ¡pero no pasa nada! Se trata de progresar; ir avanzando poco a poco, ¿recuerdas? Tratar de hacer que los niños lidien con tantos conceptos al principio, generalmente hace más daño que bien.

Con Scratch y otros lenguajes de programación visuales, es la simplicidad lo que hace que los niños se entusiasmen por la programación. La gratificación inmediata de arrastrar y soltar comandos y luego ver cómo se desarrollan historias interactivas, juegos y animaciones es increíblemente poderosa.

Lua

Si bien es un poco más enredado y complejo que la opción de la programación visual, Lua sigue siendo un excelente lenguaje para niños y adolescentes que desean aprender un lenguaje rápidamente.

Por cierto, os diré que la mitad del esfuerzo de involucrar a un niño en algo nuevo (especialmente cuando ese algo viene con nuevos desafíos) lo conecta con intereses ya establecidos. Por ejemplo, ¿a tus hijos les gustan los videojuegos? Lua es ideal para estudiantes interesados ​​en aplicar sus habilidades de programación a la programación de juegos. De hecho, el número de desarrolladores que usan Lua continúa aumentando, lo que se traduce en disponibilidad de trabajo en el futuro. Un estudiante equipado con tales habilidades puede saltar a una variedad de opciones de carrera.

Solo para tener una idea de lo que los niños pueden esperar, hay cursos de Lua en el que los estudiantes comienzan con el editor incorporado de Roblox para crear mundos 3D y ampliar su funcionalidad con Lua. A partir de ahí, pueden crear guiones para su propio juego, ¡o incluso vender guiones a otros diseñadores para usarlos en sus juegos!

 

¿Cómo iniciar a los niños en la programación?

¿Cuál es el primer paso? Bueno, para ser honesto, lo que sigue no es para aquellos que están sentados en el ordenador listos para programar. Hay cursos de programación online para eso, presenciales y demás.

Por contra, lo que viene a continuación son para aquellos que están interesados en aprender más; quienes escuchan sobre la importancia de la programación y quieren entender lo que eso podría significar para sus hijos.

  • Primero, que aprendan algo. Cualquier cosa, lo básico a ser posible

Al igual que explicamos a través de las definiciones al principio de esta publicación, es difícil aprender a hacer algo si realmente no puedes formular en tu mente qué podría ser ese algo.

Por tanto, haga que los niños comiencen con un poco de lectura fácil, que aprendan los conceptos básicos o miren un video corto. Hágales llegar a un punto en el que puedan hablarle a un amigo o familiar sobre programación en un par de oraciones.

  • Luego, pídales que vayan a alguna parte o hablen con alguien para aprender un poco más

 

Lo que realmente ayuda a que algo nuevo y novedoso se adhiera al cerebro es poder hablar con alguien más al respecto. Anime a los niños a hablar con un amigo sobre cómo el videojuego que están jugando no podría ser posible sin la programación. También pueden preguntarle a un maestro de robótica en la escuela sobre cómo la programación potencia a los robots. Nunca subestimes el valor del aprendizaje a través de la conversación. Les da a los niños la oportunidad de recordar lo que ya aprendieron mientras aprenden algo nuevo al escuchar.

Si simplemente no puede encontrar a nadie en su círculo inmediato a quien le importe hablar con ellos sobre programación, busque otros entornos. Visite un museo de tecnología, haga que se unan a un club relacionado en la escuela. Estos lugares no solo ofrecen la oportunidad de aprender una nueva habilidad, sino que también facilitan poder hablar con personas con ideas afines.

programacion colaborativa entre niños

  • A continuación, pídales que hagan algo, incluso si es algo pequeño, no pasa nada

Otro posible obstáculo para aprender una nueva habilidad es tratar de asumir demasiado desde el principio. Acaban de enterarse de que la programación es la base de sus videojuegos favoritos, películas, robots y demás, ¡y todos están listos para desarrollar el próximo Minecraft! Bueno, aunque realmente es posible, es importante mantener expectativas realistas.

Entonces, que comiencen con algo pequeño. Haga que se familiaricen con la programación visual a través de un programa como Scratch antes de sumergirse en aprender a programar puro y duro. O tal vez puedan encontrar una aplicación que les inicie en la programación (ver los recursos al final de esta publicación). Este tipo de actividades son perfectas para cualquier persona que quiera dar pequeños pasos para aprender a programar.

  • Ahora, pídales que hagan algo más grande

Su hijo ahora ha sentado las bases y se ha metido de lleno en el mundo de la programación. Y aunque todavía no es el momento para que disparen a las estrellas, ahora pueden comenzar a mirar cosas más grandes.

Para ayudar a facilitar el proceso de aprendizaje, ayúdelos a atenerse a algo con lo que ya estén familiarizados y disfruten. Considere crear una aplicación simple para iPhone o un juego de Facebook. Haga que realicen un curso online.

Al apegarse a áreas afines, podrán ver más fácilmente cómo las diferentes piezas se unen y cobran vida a través de la programación.

Resumiendo

El código es, de hecho, el lenguaje del futuro, y aprender a programar, aunque es bueno saberlo en sí mismo, también fortalece la creatividad, la resolución de problemas y otras habilidades.

Por lo tanto, el valor de aprender a programar no se limita al acto físico real de la programación, ya que también abre las puertas a una gran variedad de oportunidades relacionadas.

En conclusión, aprender a programar es muy importante, y espero que esta guía os ayude a vosotros y a vuestros hijos a dar un paso adelante.

 

¿Y ahora qué?

 

A continuación podéis repasar un listado de recursos que os serán útiles si finalmente decidís apostar por iniciar a vuestros hijos al mundo de la programación.

 

Recursos de programación

 

Aprendizaje online

Aplicaciones para programar (iOS)

Blogs y organizaciones de programación

Juguetes para programar

 

Luis Holgado


Comparte este artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, dentro de nuestra Web de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas expresamente su utilización. Puedes obtener más información de cómo gestionar y configurar las cookies en nuestra Política de Cookies.