Los recursos humanos para implementar la metodología agile

Jul 21 2021
¿Conoces la metodología Agile? Los recursos humanos como pieza clave en su implementación

¿Conoces la metodología Agile? Los recursos humanos como pieza clave en su implementación

La metodología agile es una filosofía que implica una forma diferente de trabajar y organizarse. Su incorporación a los proyectos supone dividir en pequeñas partes el proyecto a abordar y estas, a su vez, tienen que completarse y entregarse en un periodo corto de tiempo; gracias a esto, se va dando respuesta a las necesidades de los clientes que observan cómo sus prioridades cambian a gran velocidad.

¿Por qué es tan complicado adoptar está metodología en las organizaciones?

Una de las preguntas que nos hacemos en este punto es por qué las transformaciones ágiles son tan difíciles de establecer en las organizaciones, ya que según el BACómetro sobre adopción Agile en España, la adopción de esta metodología más allá del ámbito de TI, supondría cambios tangibles en la forma de trabajar de las empresas, destacando la velocidad de entrega, la mejora de relación del equipo y la adaptación continua a las necesidades de los clientes.

¿Cuál sería la mejor manera de afrontar el cambio a una metodología agile?

Sin embargo, es necesario un cambio cultural y de mentalidad, por parte del trabajador y de la empresa, para poder implantar estas metodologías. Son los departamentos de recursos humanos quienes deben facilitar la transición hacia el cambio.

En general, los entornos VUCA son volátiles, inciertos, ambiguos y enfrentarse a ellos, desde la metodologías ágiles resulta muy complejo y necesita de un cierto control, más estructura, más restricciones y más planificación, haciendo que la adopción de esta metodología sea menos efectiva de lo que cabría esperar. Esto es debido a que en los entornos laborales es habitual adoptar un enfoque de predecir y planificar, que tiene origen en el contexto de las organizaciones modernas de Frederick Taylor, hace más 100 años.

Sin duda alguna, la clave para conseguir implementar estas metodologías agile en las empresas reside en un cambio de esa mentalidad predictiva y planificada a la mentalidad “Sense-and-Respond”, por la que una vez interiorizados un rango de datos, actuamos acorde a los acontecimientos. Pero, no se trata de una transición sencilla y así lo demuestran los datos del último informe State of Agile, en el que el principal problema de la adopción de la metodología Agile es la resistencia generalizada al cambio por parte de las empresas (48%). Es aquí donde los departamentos de recursos humanos de las empresas deben actuar como el vehículo que nos conduzca hacia el éxito.

En estas áreas se debe potenciar el aprendizaje, pero sobre todo la evolución del propio individuo. Para ello, es necesario el aprendizaje de nuevas habilidades para poder implementar estas metodologías agile, ya que será útil para aplicar nuevas técnicas en nuevos marcos de trabajo. Además, para ello también debe evolucionar la conciencia del líder, del practicante agile, de la persona, para que pueda operar con una mentalidad adecuada (Sense-and-Respond), y eso no es posible sin la evolución de la propia persona y su mentalidad. Esto nos ayudará a hacer crecer la complejidad interna, la forma en la que los empleados ven y dan sentido a las situaciones a las que se enfrentan.

Por lo tanto y como conclusión, podemos decir que adoptar metodologías agile requiere un cambio profundo en la propia mentalidad del trabajador, que debe venir precedido de un liderazgo del departamento de recursos humanos, que será quien aporte las herramientas necesarias para la adopción integral de dicha metodología y, en consecuencia, para la optimización del funcionamiento de la empresa, así como para el crecimiento personal y profesional del empleado. Todo esto asegurará una incorporación de esta metodología a su manera de trabajar.

William Guevara


Comparte este artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, dentro de nuestra Web de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas expresamente su utilización. Puedes obtener más información de cómo gestionar y configurar las cookies en nuestra Política de Cookies.