Asistentes virtuales: la nueva revolución tecnológica

octubre 02, 2018

Por Jesús Cuesta Arza

 

Un nuevo cambio a nivel tecnológico está teniendo lugar en estos momentos. Al igual que se introdujeron en nuestras vidas las webs y, más tarde, las aplicaciones móviles, ahora ha llegado el momento de los asistentes virtuales. Google ya está en el mercado español y Amazon no podía  ser menos. ¿Será tan revolucionario?

 

Los asistentes virtuales ya se están postulando como una nueva revolución tecnológica debido, en gran medida, a que cambiará la relación que tenemos con los dispositivos inteligentes. Durante este año hemos visto cómo Google ha estado vendiendo, a través de diferentes distribuidores y compañías de telefonía, su “nuevo” dispositivo tecnológico Google Home. En esta misma línea, también Movistar está haciendo publicidad de su nuevo dispositivo Aura. Pero, ¿qué pasa con Apple, Samsung o Amazon?

Apple (Homepod) y Amazon (Amazon Echo) ya están disponibles en los países angloparlantes, mientras que Samsung anunció hace unas semanas que, en breve, saldrá a la venta su nuevo dispositivo Galaxy Home.

¿Cómo funcionan estos dispositivos? Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a un curso impartido por los evangelistas de Amazon @memodoring y @germanviscuso, donde nos explicaron la siguiente arquitectura de Alexa Amazon:

 

 

Básicamente, este esquema se puede resumir en una serie de pasos muy sencillos: una persona habla al dispositivo de Amazon, cuyo altavoz, con el asistente integrado, mandará la información al servidor de Amazon. Una vez allí, el audio pasa a formato texto, aplicando machine learning al contenido para aprender y comprender el mensaje. Con dicho mensaje y las variables que haya obtenido, lo mandará a otro servicio, el cual podremos definir o usar su AWS con lambda, como ellos nos aconsejan. Es aquí donde definiremos qué hacemos con el mensaje mandado por el usuario. Podremos encender el radiador, comprar libros, devolver chistes… cualquier cosa que se nos ocurra. Después, devolveremos de nuevo el mensaje que deseamos transmitir al servicio de Amazon, con el objetivo de que transforme de nuevo el texto en voz o imagen, para que luego lo transmita a su altavoz inteligente.

Tanto la arquitectura de Google como la de Apple tienen un funcionamiento parecido, pero usando sus propias plataformas. La ventaja que tiene Amazon y Google, a diferencia de Apple, es que permite el uso de diferentes lenguajes de programación para desarrollar los servicios y usar su SDK.

Dado que este año estos productos de Amazon han movido en el mercado americano más de 25 millones de dólares, se espera que en los próximos años acaben revolucionando el sector. Así, expertos como Adam Cheyer, cofundador de Siri, apuntan que, en pocos años, todos tendremos un asistente que nos conocerá y ayudará a realizar tareas complejas. Es decir, no sólo seguirá nuestras órdenes, sino que resolverá diferentes tipos de problemas.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, dentro de nuestra Web de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas expresamente su utilización. Puedes obtener más información de cómo gestionar y configurar las cookies en nuestra Política de Cookies.