Estonia, un escaparate Blockchain

Dic 12 2018

Por Sergio González Miranda

 

 

La tecnología de cadena de bloques (Blockchain) ha logrado, en muy poco tiempo, apoderarse de un espacio de visibilidad constante y sumamente destacado dentro de los distintos medios de comunicación. Aunque este fenómeno en otras tecnologías puede considerarse un éxito por sí mismo, en el caso de Blockchain ha jugado un doble rol en lo que se refiere a favorecer su adopción dentro de las empresas.

 

Gran parte de la información divulgada en medios acerca de Blockchain está relacionada con elpotente y exitoso mundo de las criptomonedas. Sin embargo, existe otra  parte dedicada a listar casos de uso muchas veces no aterrizados del todo y a menudo llenos de ambigüedades. En este sentido, pocos casos de éxito reales son mencionados en los grandes medios.

 

A unos días de dar por finalizado el año 2018, y como resultado de la abundancia de información desorientadora, las empresas aún se cuestionan acerca de la existencia de casos de éxito con tecnología Blockchain  mas allá de las criptomonedas.

 

Un de los ejemplos que sirve para rebatir a los más escépticos es Estonia. De forma discreta, el país norte-europeo ,desde el año 2008, comenzó a realizar pruebas con la tecnología blockchain y a día de hoy la ha adoptado completamente, la ha adaptado y la ha implantado en producción, desde 2012, de forma exitosa dentro de su operativa cotidiana en procesos altamente sensibles y complejos.

 

Destacamos la palabra adaptación porque Estonia ha conseguido explotar implementaciones concretas (X-Road y KSI Blockchain) aprovechando funcionalidades y capacidades ampliamente conocidas en la tecnología Blockchain: funciones hash criptográficas, infraestructura de clave pública (PKI), sistemas de identificación electrónica y un libro contable distribuido que no puede borrarse ni reescribirse.

 

Entre otras cosas, los ciudadanos estonios pueden utilizar sus respectivas identidades digitales para conectarse al sistema y realizar consultas, por ejemplo, sobre sus expedientes médicos, conociendo cuándo, cómo y qué profesionales han accedido a sus datos.

 

De forma destacada, Estonia ha establecido un potente sistema de gestión de identidades respaldado por el gobierno que ha hecho realidad el concepto Know-Your-Customer (KYC) en Blockchain. Mediante el programa e-residency se ha creado lo que ellos llaman una nación digital para ciudadanos globales, posicionando a Estonia como el primer país del mundo que ofrece la ciudadanía electrónica. Así, cualquier ciudadano del mundo – siguiendo un procedimiento establecido – puede llegar a iniciar y gestionar negocios en estonio de forma remota (firmado legal de documentos, gestiónr cuentas bancarias, pagos, impuestos, etc.).

 

Como ha quedado patente en el caso de Estonia, la riqueza en el aprovechamiento de las bondades de la tecnología Blockchain yace en gran medida en la adaptación de esa tecnología para atender y satisfacer necesidades y servicios concretos en entornos específicos. Es por ello que el conocimiento que atSistemas tiene sobre esta tecnología nos permite asesorar a las compañías en el proceso de implantación de soluciones basadas en Blockchain que enriquezcan sus modelos productivos y de negocio.

Sergio González-Miranda


Comparte este artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, dentro de nuestra Web de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas expresamente su utilización. Puedes obtener más información de cómo gestionar y configurar las cookies en nuestra Política de Cookies.