ICOs y Blockchain: financiación de un proyecto

marzo 05, 2019

Por Sergio González Miranda

Dentro del plano de implementaciones basadas en tecnología blockchain, uno de los términos más escuchados es el de ICO (Initial Coin Offering). Las ICOs son uno de los mecanismos de financiación más recurridos en la actualidad para conseguir fondos para la ejecución de un proyecto, bien sea este un nuevo servicio, creación de una empresa o incluso una causa noble.  

Las ICOs explotan el gran potencial de los denominados contratos inteligentes o smart contracts, piezas de software que dentro de una red blockchain tienen la misión de verificar y hacer cumplir condiciones de forma automática. 

A grandes rasgos, el proceso de las ICOs mimetiza fases de algunos mecanismos ya consolidados como el del crowdfunding o financiación participativa; pero aprovecha las capacidades blockchain para aportar garantías de cumplimiento y transparencia en fases críticas del proceso de la ICO. Si bien es cierto que, en la práctica, el ciclo de vida de una ICO puede ser mucho más complejo, en términos generales y con fines didácticos, su motivación y puesta en marcha se puede explicar de forma sencilla estableciendo una analogía con una convocatoria abierta para obtener financiación participativa en la construcción, por ejemplo, de un servicio de un parque de atracciones. 

Ponemos como ejemplo el siguiente proceso: 

Promotores: Una entidad o grupo de visionarios tienen una idea de proyecto.  

Una entidad proyecta la construcción y puesta en servicio de un parque de atracciones que cuenta con atracciones premium y atracciones gratuitas.

Promotores: Diseñan un plan de financiación donde se establecen niveles de participación y la correspondiente retribución a obtener cuando el servicio del proyecto en cuestión se ponga en marcha. Además, se define la meta de financiación esperada. En el plano técnico, todas esas condiciones son reflejadas en los contratos inteligentes o smart contracts desarrollados, compilados y desplegados en la red blockchain para vigilar el seguimiento y cumplimiento de la ICO. 

La entidad define que los interesados que aporten una cantidad determinada de tokens dispondrán de un determinado número de tickets para acceder al parque de atracciones y montar en atracciones Premium; mientras que aquellos que aporten una cantidad menor solo dispondrán de tickets para acceder y hacer uso solamente de atracciones gratuitas. 

Promotores: Lanzan y publican una convocatoria utilizando diversos medios de publicidad (en su mayoría online) para divulgación de la ICO y así intentar conseguir los fondos necesarios casi de forma exclusiva en criptomoneda. 

Financiadores: Los interesados en apoyar la ICO aportan fondos, básicamente en criptomonedas. 

Con el apoyo de los smart contracts, estos fondos inicialmente se encuentran retenidos y su utilización por parte de los promotores está condicionada a que se cumplan las condiciones para llevar a cabo el proyecto. De no ser así, los fondos aportados retornarán a los correspondientes financiadores de forma automática. 

Cuando el proyecto financiado por la ICO se hace realidad y comienza a funcionar, éste proporciona a los financiadores los beneficios prometidos, otra vez de forma automática mediante la ejecución de los smart contracts que vigilan esa fase del proceso ICO.  

El proyecto del parque de atracciones se ejecuta y el día de la inauguración se han distribuido los tickets y se respetan los permisos de acceso a los financiadores correspondientes -. 

A modo orientativo y tal como ocurre en cualquier otro tipo de oportunidad de inversión abierta, es importante destacar que este modelo de financiación fundamenta su éxito o fracaso en la capacidad de convocatoria y convencimiento de las bondades de la idea promovida. Además, involuntariamente promueve la especulación dado que por un lado atrae financiadores interesados en el propio servicio, objeto de motivación de la ICO, y su interés único es el de disfrutar del parque de atracciones. Mientras que, por otro lado, al mismo tiempo, el modelo también atrae a financiadores que en esa inversión detectan una oportunidad de especulación. Este tipo de financiadores se interesan meramente en conseguir tickets de acceso al parque y a las atracciones con el propósito de comercializarlos y venderlas a su antojo (previsiblemente a precios más altos de lo que inicialmente han aportado durante su participación en la ICO).  

Como hemos podido observar en el ciclo de vida de una ICO descrito anteriormente, existe un grado de criticidad y dependencia verdaderamente importante en la calidad de los smart contracts, garantes del funcionamiento adecuado de la financiación participativa. Desde atSistemas proporcionamos la experiencia real en el desarrollo y pruebas de calidad en los smart contracts para asegurar la robustez en cualquier solución basada en tecnología blockchain tanto en redes permisionadas, sin permisionado o híbridas. 

- Funcion que traduce al idioma del usuario un contenido, si no se realiza automaticamente --]

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, dentro de nuestra Web de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas expresamente su utilización. Puedes obtener más información de cómo gestionar y configurar las cookies en nuestra Política de Cookies.